Aislar ventanas del frío con muy poco esfuerzo principal

Sí, es posible aislar ventanas del frío con muy poco esfuerzo y dinero. No es lo más recomendable, porque el mejor ahorro en calefacción es un buen aislamiento, pero como en este blog queremos daros los mejores consejos, os vamos a dar algunas pistas sobre como aislar ventanas del frío con muy poco esfuerzo.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que los estudios calculan que entre el 15 y el 30% del calor de una vivienda se escapa por las ventanas, y no, precisamente, porque estén abiertas ?. El problema es un mal aislamiento, ya sea entre el cristal y el marco o entre éste y la pared o, incluso, como ocurre en muchos casos, por la cajonera, que en el caso que nos ocupa vamos a considerarlo parte de la ventana. En caso de un mal aislamiento en las ventanas, estarás tirando mucho dinero por ellas porque tendrás que hacer un gasto extraordinario en calefacción para mantener el calor  en tu casa.

contratar aislamiento térmico

Pero, no te preocupes, porque por muy poco dinero te podemos decir cómo solucionar este problema y aislar ventanas del frío con muy poco esfuerzo. Lo primero que tienes que hacer es revisar todas las ventanas de la casa y localizar esas pequeñas fugas de calor. Como te hemos dicho, lo que debes mirar son las juntas de los cristales con el marco, las uniones entre éste y la pared y, en general, las cajoneras de las persianas, no sólo la unión del marco o la pared con la cajonera.

Aislar ventanas del frío con muy poco esfuerzo

Una vez localizado el problema, será el momento de actuar. Como te hemos comentado, por muy poco dinero puedes colocar unos burletes en las ventanas. Los burletes se pueden comprar en cualquier ferretería o tienda de bricolaje, y son unas piezas alargadas que se venden en rollos. Éstas se colocan de forma muy sencilla en las ventanas y puertas para obtener un mejor aislamiento e impedir el paso del aire exterior por las uniones. Respecto a los materiales, los burletes puede estar hechos de muchos, desde silicona a espuma pasando por PVC. Esta solución es bien sencilla y muy barata.

Otra cosa que debéis hacer es revisar la unión entre el marco de la ventana y la pared buscando posibles grietas por las que entre aire. Una vez localizadas, sólo tenéis que taparlas. Para hacerlo hay varias opciones, una son unos pequeños botes que vienen con una cánula para poder inyectar un poco de espuma de poliuretano. Luego podéis pintara del color que deseéis, y listo.

Si hablamos de aislar ventanas del frío con muy poco esfuerzo no podemos olvidarnos de las cajoneras de las persianas, un sitio por el que suele entrar mucho aire si son antiguas. En este artículo de nuestro blog ya os contamos las ventajas de aislar las cajoneras de las persianas, así que no seremos muy repetitivos.

Bueno, ya veis que hay medidas económicas que podéis adoptar para aislar las ventanas de vuestra casa. De todas formas, si necesitáis la ayuda de profesionales, llamadnos sin ningún compromiso y os echaremos una mano.