sate-aislamiento-termico-exterior

¿Qué hacéis cuando hace mucho frío en la calle? Sencillo, os ponéis un buen abrigo. Pues eso, básicamente, es el SATE (Sistema de Aislamiento Térmico Exterior). Tal vez sea una forma demasiado sencilla de describirlo, pero los que nos seguís en este blog ya sabéis que nos gusta huir de tecnicismos y hablar de forma clara y sencilla para que nos entendamos todos.

Hablando un poco más en serio, el SATE es una capa aislante que se coloca en la fachada del edificio para dotarlo de un buen aislamiento térmico y acústico. Las primeras instalaciones se realizaron en Suecia en los años 40, aunque en la siguiente década ya se había extendido por Alemania, Suiza y otros países centroeuropeos.

Según los diferentes estudios, con la colocación de este aislamiento exterior se producen ahorros energéticos en las viviendas de entre un 35 y un 50%. Y eso es mucho decir en los tiempos que vivimos hoy en día en que las facturas de la luz y el gas están ahogando a más de una familia.

aislamiento sateEste sistema SATE se puede colocar tanto en obra nueva como en la rehabilitación de un edificio y permite, como hemos comentado, combinar el aislamiento térmico y acústico con una nueva y extraordinaria decoración del edificio gracias a los múltiples acabados estéticos que se pueden conseguir.

Podríamos resumir los beneficios de poner un sistema SATE en el edificio en los siguientes:

1.- Se logra un gran confort térmico y acústico dentro de la vivienda.

2.- No se pierde espacio de habitabilidad dentro de la vivienda puesto que el aislamiento se realiza en el exterior.

3.- Se gana en salubridad, porque el sistema SATE evita la aparición de humedades, condensaciones y moho.

4.- Se logra impermeabilizar la fachada.

5.- Evita los puentes térmicos.

6.- Se apuesta por el medio ambiente, ya que se gasta menos energía al evitar pérdidas de calor, al tiempo que es un sistema desmontable y reciclable.

7.- Supone un gran ahorro económico en la factura mensual energética.

Como veis, es un sistema muy eficaz como aislante, tanto térmico como acústico, y que permite generar ese confort y ahorro sin perder espacio en el interior de la vivienda. ¿No os parece perfecto? Si queréis que os ampliemos alguna información, ya sabéis que nuestros profesionales están a vuestra disposición.