aire acondicionado portátil

Ya ha llegado el verano y con él las tórridas temperaturas… y otro tema habitual: el aire acondicionado. Y en muchas casas, este tema viene unido al debate de ¿aire acondicionado portátil o fijo? Como siempre, hay pros y contras, ventajas y desventajas y en este artículo os vamos a intentar ofrecer todas ellas para que podáis tomar una decisión argumentada sobre el aire acondicionado portátil. Por nuestra parte, tras exponeros las ventajas y las desventajas, os facilitaremos nuestra conclusión. Vamos a ello.

Lo primero, aunque no parece necesario, es explicar qué es un aire acondicionado portátil. Es una unidad de aire acondicionado que une en un sólo aparato los dos elementos de un aire acondicionado de pared. Es decir, en el mismo aparato tiene el compresor (que sería la unidad externa de un aire acondicionado de pared) y el evaporador (el split habitual en las unidades fijas). Por todo ello, no requiere instalación, pero sí estar cerca de una toma de corriente y de una ventana por la que sacaremos el tubo que lanzará el aire caliente al exterior. Dicho todo esto, vamos a ver las…

VENTAJAS DEL AIRE ACONDICIONADO PORTÁTIL

1) PORTABILIDAD. Parece obvio, pero también es una de sus grandes ventajas y no podemos dejar de citarla. Los aires acondicionados portátiles nos permiten llevarnos el frío a cualquier habitación de la casa. Es decir, si nos apetece leer lo podemos llevar a la habitación correspondiente o si preferimos ver la tele lo tendremos en el salón. Como decimos, es obvio, pero imprescindible de comentar.

aire acondicionado portátil ventajas

Fotografía: Arquigrafico.com

2) BAJO CONSUMO. No es que gaste menos, pero sí se apaga más habitualmente. Es sencillo, el aire acondicionado portátil es más ruidoso que sus “hermanos de pared”. Por eso, es poco habitual que lo dejes encendido si sales, e incluso, que lo uses para dormir. Sin embargo, los aparatos de pared son muy silenciosos, por lo que es fácil que nos acostumbremos a tenerlo encendido más horas de lo que deberíamos. Como veremos, los modelos portátiles son menos eficientes pero regulamos más el tiempo que están encendidos.

3) SIN INSTALACIÓN. Casi se puede decir que lo desembalas y lo enchufas. Bueno, tienes que buscar la salida para la ventana, pero si eres un poco manitas lo puedes hacer tú mismo. Los aparatos llevan, habitualmente, todo lo necesario para conectarlo y sacar el tubo por la ventana, pero si el aparato fuese barato y no lo lleva, se venden también estos kits aparte.

4) ECONÓMICOS. La mayoría de los equipos de aire acondicionado portátil son más económicos que lo fijos de pared, sobre todo porque a los fijos hay que añadirles el coste de instalación, que no suele ser pequeño. Por ello, son más baratos y requieren una inversión mucho menor. La mayoría de los aires acondicionados portátiles oscilan entre los 400 y 500 euros.

5) FÁCIL MANTENIMIENTO. Los aparatos portátiles requieren menos mantenimiento que los fijos y éste es, además, más sencillo de realizar. Aquí siempre se ahorra dinero.

Pero no todo son ventajas, los aires acondicionados portátiles también presentan algunos inconvenientes respecto a los de pared. Vamos a verlos:

DESVENTAJAS DE LOS APARATOS PORTÁTILES

Las desventajas que presentan se centran, principalmente, en tres aspectos:

  1. SON MENOS EFICIENTES. Los aparatos de aire acondicionado portátiles son, por norma general, menos eficientes que los fijos. Por un lado, siempre expulsan algo de calor en el interior y, por otro, es difícil que la salida del tubo por la ventana sea totalmente hermética, por lo que siempre hay intercambios de frío/calor.
  2. SON MÁS RUIDOSOS. Aunque cada vez es un aspecto que más se mejora por parte de los fabricantes, es indiscutible que los aparatos portátiles son más ruidosos y molestos.
  3. OCUPAN ESPACIO. Son aparatos con cierto volumen que están en el suelo de la habitación, ocupando un espacio considerable.

¿Cuál es nuestra opinión? Si es un tema económico, es indiscutible que hay que decantarse por el aire acondicionado portátil porque es más barato. Si el dinero no es un problema, nuestra opinión es que puede ser recomendable para segundas residencias, donde su uso es mucho menor y los inconvenientes pueden ser aceptados. Pero… la decisión es vuestra…