como purgar los radiadores

Amigos, llegó la hora de poner la calefacción. El periodo “oficial” para las calefacciones comunitarias, que todavía son muchas, pero que muchas, comienza el 1 de noviembre y termina el 31 de marzo. Pero ya decimos, es el “oficial” 😉. Pero antes de que se encienda la calefacción, es bueno realizar una pequeña revisión para asegurarnos que todo funciona correctamente. Y una parte importante de esa revisión es purgar los radiadores para que la calefacción rinda al cien por cien y nuestra casa sea un perfecto hogar. ¿Cómo se purgan los radiadores? Es mucho más sencillo de lo que parece.

Lo primero que tenemos que hacer es saber si es necesario purgar el radiador. Para ello, iremos probando uno a uno de la siguiente forma. Pon la mano en la parte inferior del radiador y ve subiendo. Si notas una temperatura uniforme, todo está correcto, pero si sientes que conforme subes la mano, el radiador calienta menos, es porque tiene aire y tienes que purgarlo.

Para saber cómo se purgan los radiadores, lo primero que tenemos que hacer es localizar el tornillo en el radiador. Está siempre en la parte superior del mismo y es un pequeño tornillo con una ranura. Precisamente, puedes utilizar alguna sencilla herramienta… pero si no tienes o no eres muy mañoso, no te preocupes. Hay un sencillo truco. Mira.

como purgar los radiadores superior

Para purgar el radiador coge un vaso pequeño y una moneda de 5 céntimos. Pon el vaso debajo del tornillo y mete la moneda en la ranura. Gíra el tornillo ayudándote de la moneda. Con un pequeño giro de  un cuarto de vuelta será suficiente. Notarás cómo sale aire…. hasta que empiece a salir alguna gota de agua. Cuando esas gotas de agua sean continuas, habrás quitado todo el aire del radiador y comenzará a funcionar y calentará perfectamente. Ese será el momento de volver a apretar el tornillo con la moneda.

Tendrás que repetir esta maniobra en todos los radiadores de la casa que sea necesario y, en ocasiones, también tendrás que hacerlo de nuevo algún que otro día. No te preocupes, es normal. Sacar el aire del circuito de calefacción no siempre es todo lo rápido que uno quiere, pero os podemos asegurar que es muy efectivo… y la única forma de que el circuito de la calefacción funcione perfectamente y caliente y sea eficiente.

Ya sabes cómo purgar los radiadores. Ya no tienes excusas para no hacerlo… y para no disfrutar al máximo de la calefacción de tu casa. Eso sí, recuerda también que es necesario que cuides todo lo referente al aislamiento de tu vivienda. Porque tan importante es que funcionen bien los radiadores como que el calor generado no se vaya por un mal aislamiento, un defectuoso cierre de las ventanas, unas cajoneras de persianas en mal estado… Cuida tu casa y tu casa cuidará de ti.