En muchas ocasiones, con el uso del aire acondicionado pasamos por dos extremos. Desde los que no ponen el aire acondicionado por nos gastar hasta aquellos que lo ponen tan bajo que tiran el dinero de forma innecesaria. Ya dicen que España es un país de extremos. Pero no os preocupéis porque os vamos a dar unos sencillos consejos para no arruinarse con el aire acondicionado.

no arruinarse con el aire acondicionadoYa estamos metidos de lleno en la época veraniega. El sol calienta de lo lindo, pero en tu casa quieres estar fresquito, al fin y al cabo te lo mereces después de un duro día de trabajo, ¿no? Pero estar fresquito no quiere decir arruinarse. No, no es sinónimo. Se puede estar tan a gusto en casa sin necesidad de echarse a temblar cada vez que llegue el recibo de la luz. ¿Cómo? Seguid leyendo…

PRIMERO: UN CORRECTO AISLAMIENTO ES FUNDAMENTAL

Piénsalo bien. ¿De qué te sirve tomar muchas medidas de ahorro si luego el frescor se te escapa por todos lados. ¿No te das cuenta que estás tirando el dinero? Por eso, antes de nada, analiza en qué situación está el aislamiento de tu casa, con especial atención a cerramientos de puertas y ventanas, ajustes de éstas con las paredes o las cajoneras de las persianas. Una vez hecho ésto, soluciona los problemas que detectes y después sigue tomando medidas para ahorrar sin sufrir los calores veraniegos.

DOS: TEMPERATURA PARA NO ARRUINARSE CON EL AIRE ACONDICIONADO

Tenlo claro. Para estar fresquito en casa no hace falta sentirse como en el Polo Norte. Según los estudios, el 20% de la población usa mal la temperatura del aire acondicionado y es más, el 70% se pone enfermo por usar mal el aire acondicionado. Si eres de ese 20% o del otro 70%, deberías saber que la temperatura ideal del aire acondicionado debe situarse entre los 25 y los 26 grados. Como mucho, se puede bajar a los 24. A partir de esta cifra, es un desperdicio de dinero. ¿Queréis saber de cuánto? Se estima que cada grado que bajamos la temperatura supone un incremento del consumo de un 8%, así que sólo tenéis que hacer unos cálculos sencillos…

contratar aislamiento térmicoTRES: CUANTO MENOS CALIENTE ESTÉ LA HABITACIÓN, MENOS CONSUMO PARA ENFRIARLA

Parece algo muy básico, ¿no? Pues aún hay mucha gente que no lo entiende o hace que no lo entiende. Si queremos bajar la temperatura de la habitación, debemos intentar que tenga la menor temperatura posible. Sencillo, baja los toldos y las persianas para que la luz solar incida de forma indirecta en la habitación. Además, cierra puertas y ventanas… os juramos que hay personas que ponen el aire acondicionado con la ventana abierta. Increíble pero cierto.

CUATRO: REALIZA UN CORRECTO MANTENIMIENTO DEL AIRE ACONDICIONADO

¿A qué tu coche consume menos gasolina cuando le haces las revisiones y llevas los neumáticos con la presión justa en cada momento? Pues con el aire acondicionado pasa lo mismo. Limpia los filtros de forma regular y llama al técnico ante cualquier ruido o funcionamiento extraño. Un aparato bien revisado siempre consume menos.

Y ahora, pon el aire acondicionado, disfruta y no tengas miedo a la factura.