calefacción infrarrojos

¿Conocéis la calefacción por infrarrojos? Lleva ya algún tiempo en el mercado… Y es tan alabada por unos como denostada por otros. En este artículo no nos vamos a posicionar, pero sí os vamos a explicar cómo funciona y cuáles son los argumentos a favor y en contra de este sistema de calefacción.

Como decimos, lo primero que tenemos que explicar es en qué consiste la calefacción por infrarrojos. Vamos a ello. A diferencia de los sistemas tradicionales de calefacción, el calor de la calefacción por infrarrojos no se transmite a través del aire, sino por ondas infrarrojas. Es decir, mientras que la mayoría de los sistemas de calefacción funcionan con aire caliente, éste no lo hace así. La diferencia es que en los sistemas de aire caliente, éste siempre tiende a ascender, con lo que continuamente tiene que estar generándose más aire caliente.

Los defensores de la calefacción por infrarrojos centran parte de sus beneficios, precisamente, en que el aire se transmite desde las placas por infrarrojos, no por aire, por lo que el calor va directamente al objeto a calentar. Ellos lo comparan con el calor del sol. Más o menos, esta explicación vendría a reflejarse en esta ilustración que hemos tomado de la página oficial de I.R.Radiant (al igual que las fotos de este artículo), fabricante de sistemas de calefacción por infrarrojos.

El funcionamiento es muy sencillo y, por lo tanto, la instalación de este sistema de calefacción. Sólo hace falta, un panel emisor, que además puede ser totalmente decorativo, un termostato y una toma de corriente porque este sistema funciona con la electricidad.

A FAVOR DE LA CALEFACCIÓN POR INFRARROJOS

Los defensores de este tipo de calefacción, argumentan los siguientes beneficios frente a otros sistemas:

  • Fácil instalación sin apenas obras.
  • Ahorro energético y económico.
  • Al no calentarse tanto, el peligro de un incendio fortuito es casi inexistente.
  • Los paneles se pueden diseñar y decorar, prácticamente, a gusto de cada persona.

EN CONTRA DE LA CALEFACCIÓN POR INFRARROJOS

Lógicamente, como con todos los sistemas de calefacción, hay detractores. Con la calefacción por infrarrojos, llama la atención que uno de sus mayores críticos sea la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) que esgrimen argumentos como éstos.

  • Deja de calentar conforme te alejas de la fuente de calor.
  • Las habitaciones medianas o grandes necesitan que el sistema esté mucho tiempo encendido o instalar muchas placas.
  • Según sus propias palabras “lo llamen como lo llamen, son aparatos eléctricos que funcionan por efecto Joule (calentando una resistencia). Estas opciones jamás van a ser las más eficientes. El llamado calor azul tiene el mismo problema”.

Estos son los argumentos de unos y otros. Lo cierto es que es una opción más que puedes plantearte en tu casa… Aunque ya sabes que lo fundamental es un buen aislamiento térmico, porque si no, sea el sistema que sea, estarás tirando el dinero. No lo olvides.