aire acondicionado

Se fue el invierno y ya tenemos aquí los primeros despuntes de la primavera. Es el momento de plantearse la instalación o el cambio de nuestro aparato de aire acondicionado. Pero, ¿cuál comprar? ¿dónde instalarlo? ¿cómo mantenerlo? Os vamos a ayudar con todas estas preguntas porque lo que queremos es que paséis un veranito fresquitos y a gusto en casa. Eso sí, no te olvides nunca que de nada te servirá si la vivienda no está bien aislada pues el frío se te escapará por todos lados y aumentarás tu consumo eléctrico.

aire acondicionado

¿Qué debemos tener en cuenta al comprar al aire acondicionado?

Las opciones en el mercado son muy numerosas, por lo que debemos “usar la cabeza” al comprar nuestro aparato de aire acondicionado. Varios son los factores que debemos tener en cuenta. Vamos a verlos.

Eficiencia energética.

Lo primero en lo que debemos fijarnos es en la etiqueta energética del aparato. Ya sabéis que “A” es igual a ahorro y que cuanto más “+”, tendrá mejor rendimiento energético al menor coste. Fijaos bien en este apartado porque suele encarecer el aparato, pero a medio plazo el ahorro es importante. Cuanto más barato sea el aire acondicionado, más gasto realizará tanto en el consumo como en el mantenimiento.

¿Aire acondicionado o también bomba de calor?

Esta es otra de las preguntas que debemos realizarnos al hacer la compra. En principio, la bomba de calor se aconseja en zonas en las que los pisos no tienen calefacción o en las segunda residencias. Sin embargo, nuestro consejo es que por poco dinero más, sale a cuenta comprarlo con bomba de calor pues siempre puede sacarnos de algún apuro como una avería en el sistema de calefacción o un día que sea necesario calentarnos y ya no se encienda la calefacción central del edificio, por ejemplo.

¿Cuántas consolas necesitaremos?

Antes de comprar el aparato debemos saber dónde queremos poner el aire acondicionado. Lo habitual es ponerlo en el comedor o salón, pero hay muchas personas que aprovechan e instalan también uno en el dormitorio. Este es el momento de dar la respuesta.

Potencia del aire acondicionado

Necesitas saber la potencia del aparato de aire acondicionado, lo que va e proporción directa a los metros cúbicos de la habitación en la que estará instalado. Para saber la potencia necesaria, calcula los metros cúbicos de la misma (largo x ancho x alto) y esta cifra multiplícala por 50. Esa es la potencia en frigorías que necesitarás para mantener fresca la habitación.

 

aire acondicionado

¿Dónde colocar la consola del aire acondicionado?

Lo primero es que debe estar ubicado en un lugar alto a dos o tres metros sobre el suelo. Además, se debe evitar que le dé el sol y que afecte directamente a las personas. Debemos enfriar la habitación, no enfriarnos nosotros ?. Otro factor importante es el termostato de la consola, que recogerá la temperatura para hacer funcionar el aire acondicionado a mayor o menor potencia. En este caso, debemos evitar que el sensor se encuentre cerca de corrientes o fuentes de calor, puesto que los datos que recogería serían erróneos y el aire acondicionado no funcionaría de forma correcta.

El mantenimiento del aire acondicionado

La verdad es que siguiendo una sencillas normas de mantenimiento, el funcionamiento no debe suponer un problema. Lo más importantes es lavar los filtros del aire acondicionado, como mínimo dos veces durante el verano, aunque lo más aconsejable es limpiarlos con agua entre una y dos veces al mes. Para limpiarlos, basta abrir la tapa de la consola, quitarlos, limpiarlos bajo el grifo y dejarlos secar al aire para colocarlos cuando estén totalmente secos.

Otros aspecto del mantenimiento deben ser realizados por personal técnico especializado.

El correcto funcionamiento del aire acondicionado

Ya sabéis que se trata de lograr una temperatura en la que nos sintamos cómodos, no es necesario imitar el clima esquimal. La temperatura óptima se estima entre los 24 y los 26º. En este punto, es importante tener en cuenta que según los estudios del Instituto para la Diversificación y Ahorro Energético (IDAE) cada grado que bajemos la temperatura, el consumo aumentará un 8%. Igualmente, se aconseja no sobrepasar los 12º de diferencia térmica (la diferencia entre la temperatura exterior y la interior).

De todas formas, todos estos consejos tienen poca utilidad si no nos aseguramos de una correcta eficiencia energética de nuestra vivienda. Tener un buen aislamiento es el primer paso para lograr el confort y el ahorro energético… y económico.

CUÉNTANOS TU PROBLEMA AQUÍ

Te ayudaremos SIN NINGÚN TIPO DE COMPROMISO.