ahorrar energía en casa

Hay muchas formas de ahorrar energía en casa, y en este artículo vamos a ver 62 de ellas. Lo primero que tenemos que tener en cuenta son algunas consideraciones importantes sobre el consumo energético en las casas. La primera es que el 50% del consumo energético se desperdicia por no disponer de un buen aislamiento. Poco más hay que decir en este punto. La segunda es que debemos ser conscientes de cómo se reparte el consumo energético en una vivienda normal. Nos podemos hacer una idea bastante aproximada con esta imagen extraída de la “Guía práctica de la energía. Consumo eficiente y responsable” editada por el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía).

ahorrar energía en casa

Una vez estas ideas claras, vamos a ver las 62 formas que tenemos para ahorrar energía en casa:

GENERALES

  1. Disponer de un buen aislamiento térmico en casa. Esto es lo más importante porque el 50% de la energía se desperdicia al carecer de un aislamiento en condiciones.

PUERTAS Y VENTANAS

  1. Instalar dobles ventanas.
  2. Asegurar que no se producen fugas en las puertas y ventanas. En su caso, instalar burletes.

aislamiento termico

CALEFACCIÓN

  1. Para ahorrar energía en casa puedes poner el termostato de la calefacción a una temperatura entre 19 y 21º. Es suficiente para mantener una agradable sensación de confort.
  2. Cerrar los radiadores de las habitaciones que no se usen y mantener las puertas de éstas cerradas.
  3. Seguir adecuadamente el mantenimiento de los elementos de la calefacción. Mejorarán su eficiencia.
  4. Ventilar la casa entre 10 y 15 minutos por las mañanas.

ILUMINACIÓN

  1. Cambiar las bombillas tradicionales por bombillas led.
  2. Apagar la luz de las habitaciones en las que no se esté.
  3. Poner fluorescentes en las estancias donde se vaya a estar más tiempo.
  4. Aprovechar al máximo las horas de luz solar.
  5. Pintar con colores claros, ya que se aprovecha más la luz natural, descendiendo la necesidad de luz artificial.
  6. Limpiar los puntos de luz ya que mejorarán su capacidad lumínica.
  7. Colocar la mesa de estudio o trabajo de tal forma que permita aprovechar al máximo la luz natural.

ELECTRODOMÉSTICOS EN GENERAL

  1. Fijarse bien en la etiqueta de consumo y comprarlos los más eficientes posibles. Cuantos más antiguos sean, más consumirán.
  2. Apagar, siempre que sea posible, aquellos electrodomésticos que no se vayan a utilizar durante un tiempo.

FRIGORÍFICO (responsable del 18% del consumo eléctrico).

  1. Otra forma de ahorrar energía en casa es colocarlo de tal forma que “pueda respirar”. Se aconseja a un mínimo de 10 centímetros de la pared.
  2. Ubicarlo lejos de fuentes de calor (como el horno) y la luz solar directa.
  3. Parece obvio en el siglo XXI, pero no es bueno utilizarlo en su parte de atrás para secar ropa.
  4. Si es antiguo, descongelarlo antes de que la capa de hielo supere los 3 centímetros.
  5. No introducir nunca alimentos calientes.
  6. Utilizarlo a la temperatura necesaria. No suele ser imprescindible ponerlo al máximo.
  7. Descongelar los alimentos en el frigorífico, ayuda a mantener el frío con menos consumo eléctrico.
  8. Compra el frigorífico del tamaño necesario. Cuanto más grande sea, más consumirá.
  9. Comprueba las gomas para que cierren perfectamente y no haya fugas.
  10. No abras la puerta de forma innecesaria, cada apertura en una pérdida de frío interior.

HORNO

  1. Intenta que trabaje siempre al máximo. Si es posible, haz varios alimentos a la vez.
  2. No abras la puerta para evitar pérdidas innecesarias de calor.
  3. Utiliza el calor residual al final del horneado.

VITROCERÁMICA

  1. El disco en el que se calienta nunca puede ser mayor que el culo de la olla. La pérdida de calor es innecesaria.
  2. En las vitrocerámicas es muy importante el uso del calor residual. Ahorrarás mucha luz.
  3. Cierra la olla al cocinar. Llegará antes a ebullición y podrás bajar la temperatura para mantener el líquido hirviendo.
  4. Usa la olla exprés. Menos tiempo con el fuego encendido, más ahorro.
  5. Mantén limpia la vitrocerámica.
  6. Limpia bien el culo de las ollas. Tardarán menos tiempo en alcanzar la temperatura idónea.
  7. Llena la olla con el agua necesaria, ni más ni menos. Cuanto más llena, más calor necesitará para hervir.
  8. Si echas sal, hazlo después de hervir. La sal hace que el agua tarde más tiempo en hervir.

LAVAVAJILLAS

  1. Ponlo siempre a plena capacidad.
  2. Utiliza programas cortos.
  3. Aclara los platos y vasos antes de meterlos.
  4. Mantén limpio el filtro.

LAVADORA

  1. Trabaja siempre a carga máxima.
  2. Las lavadoras de carga frontal gastan menos que las de carga superior.
  3. Mantén limpio el filtro.
  4. Utiliza programas cortos.
  5. El centrifugado utiliza menos energía que la secadora.
  6. El sol es la mejor forma de secar la ropa.
  7. Lava con agua fría siempre que sea posible. El máximo consumo se produce al calentar el agua.

AIRE ACONDICIONADO

  1. Mantén los filtros limpios. Lávalos bajo el agua cada 15 días.
  2. Vigila la temperatura. No hace falta ir con un jersey por casa en agosto.
  3. Baja las persianas y toldos para que la casa tenga menos temperatura.

AGUA

  1. Ya sabes, ducha antes que baño.
  2. Apaga el calentador eléctrico si vas a estar sin utilizarlo.
  3. Utiliza los programas “Eco” de la lavadora y el lavavajillas. Ahorrarás agua.
  4. No te afeites ni te laves los dientes con el grifo abierto.

PEQUEÑO ELECTRODOMÉSTICO

  1. La plancha gasta muchísima luz. Utilízala con cabeza y aprovecha el calor residual.
  2. Utiliza regletas con interruptor.
  3. No te olvides del famoso “stand by”. De noche apaga las regletas de todos los electrodomésticos que sea posible.
  4. Apaga el ordenador si vas a estar media hora sin usarlo.
  5. Quita al ordenador el salvapantallas. No sirve de nada en las pantallas actuales.
  6. Desenchufa los cargadores mientras no estén cargando nada. Lógico, ¿no?

¿Has visto todo lo que puedes hacer para ahorrar energía en casa? Ya sólo tienes que ponerte manos a la obra.

ahorrar energía en casa