10 razones para aislar tu casa

Te vamos a dar 10 razones para aislar tu casa. Te aseguramos que podrían ser muchas más, porque motivos hay muchos y variados, como veremos más adelante, pero te podemos asegurar que cuando leas estas 10 razones para aislar tu casa , al menos, te plantearás hacerlo.

Pero vamos rápido porque si el confort de tu casa no tiene precio, el tiempo es oro.

La primera de las 10 razones para aislar tu casa no puede ser otra que el ahorro económico que supone. Un buen aislamiento térmico puede disminuir de forma considerable la factura energética de tu casa, principalmente con el importante ahorro en calefacción que se consigue. Tanto es así, y ya te adelantamos el segundo motivo, que el retorno de la inversión se logra en sólo 5 ó 7 años. ¿Qué es el retorno de la inversión? Muy sencillo, es el tiempo en el que tardarás en recuperar el dinero invertido en el aislamiento de tal forma que a partir de entonces todo el ahorro que logres va directo a tu beneficio. Como puedes ver, pronto dejarás de pagar la obra para guardarte el dinero en el bolsillo.

El tercer motivo para aislar tu casa es por el confort. No es lo mismo llegar a casa después de un duro día de trabajo y ponerte ropa cómoda… que el abrigo o la manta. Es importante que tu casa sea tu refugio en el que te encuentres cómodo y feliz, y eso pasa, entre otras cosas, por tener una temperatura de confort que no te lleve a la ruina. Evitar las pérdidas de calor equivale a lograr ese confort a un buen precio. Dentro del aspecto de la confortabilidad de tu casa, el quinto motivo sería que el aislamiento térmico también es acústico, con lo que evitarás en gran parte de muchos de los molestos ruidos que te llegan de la calle.

aislar tu casaLa quinta de nuestras 10 razones para aislar tu casa tiene más que ver con la salud. Disponer de un buen aislamiento térmico es importante porque evita la aparición de humedades, que, como ya sabéis, son un importante foco de infecciones para nuestra salud y la de nuestras familias.

El sexto motivo para convencerte de que aisles tu casa es el ecológico. Porque está claro que a menor consumo energético, menos emisiones de CO2 y menos contaminación. Como bien se dice, la energía más limpia es la que no contamina.

La revalorización económica de tu casa es un buen motivo para aislarla, ¿no? Por eso, la vamos a poner en el séptimo lugar. Una casa bien aislada tiene mejor precio. Y ya sabes que hoy en día para cualquier tipo de acción de compra-venta de tu casa es imprescindible legalmente presentar un certificado energético de la vivienda realizado por un ingeniero. No hacen falta más explicaciones en este punto.

Otro aspecto que suele preocupar mucho cuando se inicia una obra es que siempre se dice que no se sabe cuándo se termina… Pero con el aislamiento no es el caso. En una vivienda de tamaño tipo, el aislamiento puede realizarse en un sólo día. Más rápido y menos molesto, imposible.

Vamos llegando al final. en noveno lugar podemos argumentar que un buen aislamiento ofrece multitud de opciones, tanto para su realización como para sus materiales o presupuesto. Y esto enlaza con el décimo motivo, y es que si el aislamiento de tu vivienda se conjuga con el del exterior del edificio, la estética general de éste último puede hacer que tu edificio parezca nuevo, amén del beneficio térmico que se logra con ambas acciones.

¿No te parecen suficientes motivos para aislar tu vivienda? Si se te ocurre alguno más, dínoslo 😉.