Aislamiento Térmico

Ingeniería térmica

En la actualidad, uno de los servicios más demandados por nuestros clientes, es la solución a los problemas de insuficiencia de aislamiento térmico, pues hemos aprendido a dar la importancia que se merece al concepto de confort térmico en nuestros hogares.

Al conseguir un mayor aprovechamiento de la climatización, se genera una reducción en el consumo de calefacción o aire acondicionado, con el consiguiente ahorro económico. Una vivienda correctamente aislada puede suponer un ahorro de más de un 50 % en costes de climatización.

Para el análisis de estas patologías, Aislamientos La Mancha utiliza un moderno sistema de detección mediante Termografía. La Termografía Infrarroja es una técnica que permite, a distancia y sin ningún contacto, medir y visualizar temperaturas de superficie con precisión.

El análisis termográfico tiene como fin la evaluación del estado de los cerramientos del edificio, localizando aquellas patologías constructivas que puedan provocar transferencias no deseadas con el exterior.

Actuaciones más comunes
  • Localización de deficiencias de aislamiento, fugas de calor y filtraciones de aire. La termografía permite detectar los puentes térmicos (cantos de forjados, pilares, marcos de ventana…), el estado del aislamiento (falta de material aislante, instalación incorrecta, etc…) así como filtraciones y corrientes de aire.
  • Localización de humedades y daños por agua debidos a fugas y similares.
  • La evaluación de filtraciones de agua en tejados de cubierta plana es otra aplicación habitual. El agua, debido a su elevado calor específico, retiene el calor durante más tiempo que el resto de materiales de cubierta. Se pueden reducir ampliamente los costes de reparación identificando las zonas dañadas, evitando el reemplazo de la cubierta completa.
  • Detección no invasiva de estructuras constructivas y cambios de materiales (estructurales, debidos a reformas y construcciones anteriores).
  • Estado de tejados y revestimientos.
  • Cálculo de coeficientes de transmisión térmica de superficies.
  • Verificación de sistemas de calefacción y refrigeración.

tratamientos

Al elegir el aislamiento térmico debemos valorar determinados aspectos condicionantes, por ello instalamos una amplia gama de soluciones para cumplir las exigencias requeridas:

La mejor solución de aislamiento térmico para edificación, tanto residencial como industrial, por ser el material aislante con coeficiente de conductividad térmica más bajo del mercado.

La espuma rígida de poliuretano (PUR) para el aislamiento térmico se caracteriza fundamentalmente por su bajo coeficiente de conducción. No importa que se aplique por inyección o por proyección. El resultado será una espuma rígida de baja densidad y con un coeficiente de aislamiento térmico inmejorable.

Este tipo de aislante es imputrescible, sin juntas y no tóxico. Tiene una magnífica adherencia a la mayoría de los materiales de construcción y, hasta en condiciones extremas, presenta una excelente resistencia al envejecimiento sin alterar sus propiedades técnicas de aislamiento.

La colada de poliuretano es el material ideal para el aislamiento térmico de recintos y viviendas habitadas puesto que permite rellenar cámaras, falsos techos, etc. en el menor tiempo posible y con las mínimas molestias.

Realizando previamente unos agujeros de unos 2 cm. de diámetro, el producto se inyecta por esos agujeros para hacer el rellenado, tarda en reaccionar entre 20-30 segundos en expandirse hasta quedar duro y rellenar toda la cámara.

La conductividad térmica de este producto es de 0,035 W/m·K inicialmente, y tras su maduración llega a 0,040 W/m·K.

Las lanas minerales son materiales aislantes constituidos por un entrelazado de fibras de origen pétreo, formando una estructura flexible y abierta, que contiene aire inmóvil en su interior.

Se dividen en lanas de vidrio, y lanas de roca. Las primeras tienen como materia prima las arenas silíceas, mientras que las segundas utilizan las rocas adiabáticas, principalmente basaltos.

Su proceso de fabricación es simple: se funde la materia prima a altas temperaturas y el producto de la fusión se trenza por procesos mecánicos de centrifugado. El resultado es un producto natural e inorgánico por sus componentes.

Las lanas minerales son unos excelentes aislantes térmicos gracias al aire inmóvil en su interior, el cual dificulta el flujo de calor a través del material. Además son magníficos aislantes acústicos por la elasticidad de su estructura abierta la cual les confiere una alta capacidad de absorber la energía acústica que las atraviesa.

Sistema de aislamiento se conforma mediante la colocación de paneles de lana adheridos a un mortero adhesivo en aquellos cerramientos verticales que precisen de aislamiento termo acústico.

Este sistema puede aplicarse en fachadas ventiladas o en el interior de los cerramientos de doble hoja. El mortero hace las veces de enfoscado evitando el paso del agua, pero permitiendo la transpiración del edificio pues no es una barrera de vapor.

En los forjados de distinto uso la aplicación más habitual es la proyección de mortero de lana de roca, al ser un tratamiento rápido y con las propiedades más idóneas.

En el sector industrial realizamos soluciones de aislamiento térmico industrial, consiguiendo el adecuado funcionamiento de aquellos elementos que deban operar con altas o bajas temperaturas, propiciando un considerable ahorro económico y un correcto funcionamiento de las máquinas.

Para Aislamientos La Mancha el poliestireno extruido es el aislamiento ideal para las cubiertas planas. En este tipo de cubiertas el aislante se sitúa por encima de la lámina de impermeabilización, ejerciendo de este modo su función de ahorro de energía y protección simultánea del sistema y de la lámina de impermeabilización.

El Poliestireno Extruido (XPS), es un aislante duradero, resistente al agua, de elevadas prestaciones mecánicas y que no se pudre. Colocado sobre la impermeabilización, además de aislar, protege la lámina impermeable, y mejora la durabilidad de ésta.

Este material, posee una conductividad térmica típica entre 0,033 W/mK y 0,036 W/mK, presenta una baja absorción de agua, unas prestaciones mecánicas muy altas (entre 200 kPa y 700 kPa) y una densidad en torno a los 33kg/m3.

Esta técnica puede emplearse tanto para cubiertas transitables como no transitables, ya sea por peatones o tráfico rodado, e incluso como cubiertas ajardinadas.

Los tratamientos mas habituales que se realizan en este tipo de cubiertas se pueden resumir en dos:

Falsos techos industriales:

Esta solución se utiliza en los casos en los que, además de buscar una mejora del aislamiento térmico y acústico en las naves industriales, interesa conseguir un aspecto final de acabado.

Como mejora del aislamiento y a la vez que ejecutamos la colocación de los paneles para el falso techo podemos instalar paneles de lana de vidrio intentando que no queden espacios sin rellenar de aislante que puedan provocar un puente térmico, sobre todo en los encuentros con la fijación.

Cubiertas sándwich in situ:

Este tratamiento se ejecuta cuando se quiere aprovechar la altura al máximo y o simplemente dejar vista la terminación metálica de la cubierta.

Los trabajos se ejecutan por el exterior, fijando unos perfiles omega a la chapa inferior o a las correas, posteriormente se desenrolla la manta con la precaución de no comprimir el aislamiento por lo que los perfiles tienen que tener la altura idónea para finalmente instalar la chapa metálica exterior con sus remates y terminaciones

Disponemos de sistemas de aislamiento, rehabilitación o impermeabilización de cubiertas inclinadas de teja o fibrocemento, mediante sistemas que no necesitan de albañilería y medios auxiliares costosos, que ejecutamos en un corto periodo de tiempo.

Un problema muy habitual en el parque de viviendas es la aparición de moho en las paredes, en esquineras e interiores de armarios. Con el tiempo, la humedad ambiente acaba creando un ambiente malsano. La humedad por condensación se manifiesta en ocasiones con la presencia de vaho en los cristales, llegando a crear charcos debajo de las ventanas.

Las causas principales del problema de humedad por condensación hay que buscarlas en la combinación de los siguientes factores:

  1. Un aislamiento térmico deficiente. Cerramientos mal aislados, puentes térmicos, carpinterías y cristales generan puntos fríos que permiten que la humedad ambiente del interior de la vivienda se condense formando agua en dichos puntos.
  2. Una mala regulación de la calefacción, provocada por la causa anterior, que provocan variaciones bruscas de temperatura y causan problemas de condensación: en paredes, ventanas, etc.
  3. Una ventilación deficiente con el propósito de no perder temperatura.

Como consecuencia de estos factores aparecen las siguientes patologías:

  • Excesivo consumo de calefacción.
  • Vaho.
  • Moho.
  • Aire insalubre y malos olores.

Para solucionar estos problemas realizamos el sistema más eficaz existente para la eliminación de condensaciones que se producen en las cámaras de los edificios por diferencia de temperatura, mediante nuestro equipo autónomo, inyectamos las cámaras el material adecuado en cada caso, la cámara queda totalmente macizada consiguiendo un correcto aislamiento térmico y la desaparición de la condensación.

aplicaciones técnicas

Aislamientos La Mancha emplea estos pavimentos en una gran variedad de aplicaciones industriales de diferentes sectores:

Industria alimentaría (lácteos, cárnicas, bodegas, mataderos, cámaras frigoríficas, etc.), Industria del automóvil y auxiliar, Sanidad (quirófanos, laboratorios, instalaciones hospitalarias, etc.), sector farmacéutico y cosmético, industria química y electrónica, industria pesada; también son indicados para parking, centros y locales comerciales, grandes superficies, oficinas, centros de ocio, talleres, etc.

Los pavimentos continuos son una solución ideal a gracias a su rápida instalación, elevada resistencia a la abrasión e impactos, facilidad de limpieza y mantenimiento, variedad de texturas, su estética atractiva y su larga duración.